• Inicio
  • Recursos
  • ZOOLOGIA
  • ManejoVidaSilvestre
  • Murciélagos en casas
  • Murciélagos en casas

 

 

Murciélagos en casas

 

 

 

Francisco J. Durán, Mastozoología, Museo Nacional de Costa Rica

 

 

A menudo la imagen de los murciélagos da temor, sobre todo si ha sido alimentado ese miedo con cuentos o leyendas sobre murciélagos, películas de terror o hasta supuestos "documentales" sobre sobrevivencia de gente en la selva que están de moda. A veces se piensa que todos los murciélagos "chupan" sangre.

 

 

Sin embargo, en realidad la mayoría de los murciélagos buscan otras fuentes de alimento. Dentro de las cerca de 116 especies de murciélagos que se encuentran en el país, hay especies que se alimentan de insectos, especies que solo comen frutas, especies que pescan peces, otras se alimentan de néctar de flores e incluso uno es un experto cazador de ranas. De estas, solamente 3 especies se alimentan de sangre. Y entre ellas, únicamente el vampiro americano (Desmodus rotundus) lame sangre de mamíferos. Las otras especies, de sangre de aves.

 

 

Murciélago insectívoro (arriba). Fotografía: Francisco Durán.        

Murciélago vampiro (abajo). Fotografía: Francisco Durán.

 

 

Aun así, la presencia de murciélagos en casas es algo que no mantiene muy tranquilas a algunas personas. Otras saben más al respecto, pero igual consideran necesario desalojar a estos improvisados inquilinos. NO es necesario matarlos bajo ningún pretexto, la exclusión es lo mejor que puede hacerse y puede llevarse a cabo de varias maneras.

 

 

Lo primero es que definitivamente los murciélagos se establecen en casa porque algo los ha motivado, algo ha sido atractivo para el establecimiento de estos animales. Por lo general son lugares o rincones oscuros y tranquilos donde pueden reposar durante el día, y esto suele ser la mayor parte de los casos. Y estos refugios suelen ser más estables que troncos en bosques que a veces son deforestados, por lo que la deforestación de alguna manera, también ha contribuido a la llegada de estos y otros animales a las ciudades.

 

 

Las especies que se encuentran dentro de las casas son sobre todo especies que se alimentan de insectos o bien pueden llegar algunos fruteros a alimentarse a un sitio seguro, aunque no necesariamente se quedaran a pasar el día allí. Las especies que se alimentan de sangre como el murciélago vampiro, no utilizan casas como refugio, por lo que esto no debe ser motivo de preocupación.

 

 

Para la exclusión de los murciélagos se pueden adoptar varias medidas. Algunas un poco más fáciles que otras. Esto puede variar de acuerdo a la estructura de la casa y el lugar donde se ubican. A veces no es fácil tomar medidas adecuadas. Los dispositivos electrónicos que se venden en el mercado internacional como "repelentes de murciélagos" realmente no son efectivos.

 

 

Algunas medidas recomendadas son las siguientes:

           Ubicar el sitio donde se refugian los murciélagos y analizar sus condiciones (oscuridad, agujeros, hendijas, etc.).

           En recintos oscuros, mantener una luz encendida fuerte durante las 24 horas puede ser un motivo de perturbación para los murciélagos que allí viven.

           Si realmente en algún momento se está seguro que todos, exactamente todos los murciélagos no se encuentran en alguna hora de la noche, se puede proceder a tapar con cedazo o madera los sitios donde estos entran a la casa o recinto.

 

 

En muchos casos no es tan simple y aún en horas de la noche permanecen murciélagos dentro del lugar o bien hay hembras que dejan a sus crías, las cuales permanecen en el refugio. En estos casos se puede optar por soluciones llamadas "salidas de un solo sentido".

 

 

La más simple suele ser una malla puesta sobre la abertura o hendija de salida, de modo que el murciélago puede salir, pero no entrar.

 

Figura 13

Ilustración Ernesto Santa Cruz Camacho

 

 

Otra solución es un tubo de PVC, puesto en el agujero del techo por donde entran, después de sellar otros huecos o hendijas que no usen. El tubo permite salir al murciélago, pero no puede entrar debido a que es bastante resbaladizo para ellos.

 

 

Ilustración Ernesto Santa Cruz Camacho

 

 

Además, no hay que olvidar que la presencia de murciélagos en la ciudad es un buen augurio. Estudios han demostrado el consumo de insectos que estos animales hacen y su efectivo control, incluyendo el consumo de mosquitos y zancudos. Además, las especies que se alimentan de frutos y de néctar suelen ser importantes en la dispersión de las semillas de las plantas y la polinización de flores, en muchos casos de plantas de importancia comercial. De modo que la protección de los murciélagos no es algo de sentimentalismo ecológico, es una necesidad real de nuestro ambiente.

 

Murciélago nectarívoro, se alimenta de néctar de flores. Fotografía: Francisco Durán.

 

Museo Nacional de Costa Rica
Portal Nacional de Biodiversidad
© 2013 Todos los derechos reservados
Tel: 506-2233-7164