• Inicio
  • Recursos
  • ZOOLOGIA
  • BiologiaCultural
  • Cuyeo
  • El cuyeo, Nyctidromus albicollis

 

El Cuyeo, Nyctidromus albicollis

 

Ghisselle M. Alvarado Quesada, Ornitología, Museo Nacional de Costa Rica

 

 

EL CUYEO Nyctidromus albicollis, es un ave nocturna, de tamaño mediano, con un plumaje camuflado. Es insectívoro y posee una boca muy grande para atrapar a los insectos, utilizando para ello un vuelo zigzagueado. Es una especie de amplia distribución mundial. El canto es muy particular y en nuestro país  parece decir: cuyeo- cuyeo, de ahí el nombre común. Sin embargo en otras latitudes es descrito como si dijera otros vocablos, o se les ha dado otra interpretación.

 

 

 

 

Museo Recursos, biologia Cultural, Nyctidromus albicollis

 Foto: Francisco Durán

Acostumbra posarse a orillas de los caminos, y cuando se le perturba se levanta, vuela y se posa posteriormente de nuevo sobre el camino, pero mucho más adelante.

 

Quizás, debido a su apariencia, a su comportamiento y canto, existen en torno a esta ave un sinnúmero de leyendas y creencias, y se dice que algunas inclusive datan de tiempos anteriores a Aristóteles.

 

Entre las creencias más comunes, está la que se dice que es un ave que pierde a la gente, pues por su comportamiento de levantarse en vuelo, adelantarse o introducirse en la vegetación, la gente le va siguiendo y  finalmente se  pierde.

También otra leyenda muy común en Europa y algunos países de Sur América, la misma dice que  el cuyeo  succiona la leche del ganado (vacas- cabras), sobre todo cuando tiene crías, que succiona las mamas  cuando están agregadas en un corral (de aquí el nombre común chotacabras usando en muchos países). La explicación biológica asociada con esta leyenda es que durante el proceso de amamantamiento de  las crías de ganado (en corrales, establos  o bien en los potreros) se desarrollan muchos insectos y el ave aprovecha esta abundancia de alimento volando cerca y entre las mamas del ganado o alrededor de este, con la boca bien abierta para capturar las presas.

 

Debido a su comportamiento de posarse sobre los caminos,  a) se le ha atribuido el rol de guardián de los caminos, de aquí que en Sur América se le ha reconocido como el guardián de los caminos y de aquí el nombre de AGUAITACAMINO (que significa mirar y esperar en lenguaje indígena); b) se le ha atribuido un papel de atajacamino, pues le tapa el camino al transeúnte.

 

Existe también una leyenda argentina que dice que una vez había un gaucho que acostumbraba atacar y asaltar a los viajeros, el mismo tuvo varios avisos de parte de Dios de que se emendara, pero como no cambió el comportamiento, Dios lo convirtió en  un ave y lo condenó a andar por los caminos pero ahora sin hacer daño.

 

 Foto: Francisco Durán

 

En relación al tema religioso también hay creencias asociadas a este ave en otros países, se dice  que los niños no bautizados que mueren, sus almas se trasforman en cuyeos.

 

En  pueblos remotos de Norte América, el cuyeo ha sido asociado con la muerte, con el matrimonio, o con el estado civil de los hombres, y se ha dicho que acuerdo al número de veces que cante el cuyeo en forma continua  y un hombre le escuche, así va a ser el tiempo que permanezca soltero. Por otra parte en algunos sitios de Sur América lo que se cree es que de acuerdo al número de veces seguidas que  el ave   emita vocalizaciones   y se le escuche, así va a ser el número de años que se viva.

 

No podría faltar la parte romántica y en este sentido se cuenta la historia sudamericana de una indígena guaraní quién se enamoró de un forastero, pero este luego la abandonó sin darle ninguna explicación, esta situación llenó de tristeza y ansiedad a la indígena, por lo que se puso a llamar a su amado por todos los caminos hasta que se transformó en pájaro o Ateí, como los guaraníes llaman al ave cuyeo.

 

Bueno, esta pequeña muestra de historias nos da una imagen de la incorporación que ha tenido este ave  dentro del diario vivir de las personas y sociedades, a lo  largo de la historia y la distribución geográfica, al punto que esta inmiscuido en aspectos tan cotidianos del ser humano como el nacer y el morir, el estado civil, la longevidad, el amor.

 

 

Literatura utilizada

 

Del Hoyo, J. Elliot, A. & Sargatal, J. eds. (1999). Handbook of the Birds of the World. Vol 5. Barn-owls to Hummingbirds. Lynx Edicions, Barcelona. 759 p.

 

López, E. 2011. Aguaitacamino común (Pauraque-Nyctidromus albicollis). Cosnsultado el 19 de setiembre de 2012.

 

 

Stiles, F. G., A. Skutch & D. Garner. 1989. A Guide to the Birds of Costa Rica. Cornell University Press. Ithaca New York. 511 p.

 

Museo Nacional de Costa Rica
Portal Nacional de Biodiversidad
© 2013 Todos los derechos reservados
Tel: 506-2233-7164