• Inicio
  • Recursos
  • ZOOLOGIA
  • BiologiaCultural
  • Vigilantes de Dinamu
  • Esperando al tigre de agua: Los vigilantes insobornables del río

 

 

Esperando al tigre de agua: Los vigilantes insobornables del río

 

 

 

Francisco J. Durán, Mastozoología, Museo Nacional de Costa Rica

 

 

En los ríos de Talamanca según una leyenda indígena Bribri y Cabécar, habita un ser monstruoso y terrible, el Dìnamu. Se lo describe como una especie de gran gato acuático, un jaguar o tigre de agua. Es peligroso andar por sus dominios, pues se corre el riesgo de desaparecer bajo las aguas presa del extraño ser. Sin embargo, el viajero o el simple visitante del río cuentan con aliados. Se trata de unos vigilantes del río, que son los encargados de avisar de la aparición del temible espectro. No hay manera de sobornarlos en su labor. Entonces dan la voz de alarma a Sërkë, un dios de las tormentas, hijo del trueno, encargado de evitar los estragos del Dìnamu.

 

 

¿Pero quiénes son estos vigías del río?... Según fuentes de la mitología de las tribus talamanqueñas, son unas aves: el martín pescador y el cormorán, además de un mamífero: la nutria o perro de agua. Estos animales por supuesto también tienen su historia natural, por lo que vale la pena conocer estos aliados.

 

 

El cormorán neotropical (Phalacrocorax brasilianus) es un ave grande pescadora, de color oscuro, que a veces es llamada pato chancho por su vocalización. Se alimenta de peces e invertebrados acuáticos entre otras presas. Habita a lo largo de ríos, lagunas, zonas costeras, manglares y otros sitios similares. Se encuentra en gran parte de Costa Rica desde las zonas a nivel del mar hasta alturas medias (1500 m). A esta especie es común verla posada sobre postes en ríos o lagunas, piedras o playones, siempre cerca o sobre el agua, como si en efecto estuviera vigilando la aparición del Dìnamu.

 

 

 

Cormorán neotropical_Phalacrocorax brasilianus_GAQ

 Fotografía: Ghisselle Alvarado

 

 

Martines pescadores hay varias especies, existen 6 en el país, incluyendo una migratoria. En la leyenda del Dìnamu, el martín pescador parece ser identificado con el gran martín pescador collarejo (Megaceryle torquatus) de plumaje azulado en el dorso y con pecho y vientre marrón rojizo. Aunque también se podría pensar en un par de especies del género Chloroceryle: el martín pescador verde (Chloroceryle americana) y el amazónico (Chloroceryle amazona), comunes en ríos, estanques y corrientes de agua de tierra adentro y que habitan desde zonas costeras hasta unos 1200 m en alturas medias. Ambos muy parecidos con plumaje verde en el dorso, blanco en su parte inferior y castaño en el pecho del macho.

 

 

 

Megaceryle torquata_GAQ

            Fotografía: Ghisselle Alvarado

 

 

Todos se alimentan de peces, invertebrados acuáticos y otras presas. Se observan a menudo posados en ramas o cables sobre el río o riachuelo, esperando por el paso de sus presas y entonces se dejan caer como arpones para capturar al pez.

 


Finalmente, la nutria (Lontra longicaudis) es un mamífero adaptado a la vida semiacuática. Posee patas con membranas entre los dedos y una gruesa cola para nadar ágilmente persiguiendo sus presas, come peces, ranas, lagartijas y otros animales pequeños del río. Habita lagos, ríos, quebradas desde zonas bajas a zonas altas, donde ha llegado con la introducción de la trucha, en sitios donde no exista una elevada contaminación. Pueden tener actividad tanto nocturna como diurna. Alcanzan sumergirse hasta por 8 minutos.

 

 

Nutria neotropical_Lontra longicaudis_FD

                                              Fotografía: Francisco J. Durán

 

 

 

Aunque distintos, todos estos vigilantes del río tienen algo en común: son muy importantes en la cadena alimenticia de los ecosistemas acuáticos y dependen en muchos casos de sitios que no estén muy contaminados, donde todavía puedan capturar peces y otras presas. Conforme avanza la contaminación, se enfrentan a un enemigo mucho más temible que el Dìnamu, ellos se ven limitados para existir, así como tantas otras especies de animales que dependen de que respetemos los lugares donde habitan y no les echemos basura y suciedades, de modo que sigamos observando estas interesantes especies en sus hábitats como si siguieran esperando la aparición del Dìnamu, listos para dar la voz de alarma.

 

 

 

 

Fuentes de información

Jara, C. V. y A. García Segura. 2003. Diccionario de Mitología Bribri. Editorial de la Universidad de Costa Rica, San José, 271 p.

 

Stone, D. 1961. Las tribus talamanqueñas de Costa Rica. Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes, San José, 209 p.

 

Museo Nacional de Costa Rica
Portal Nacional de Biodiversidad
© 2013 Todos los derechos reservados
Tel: 506-2233-7164