Parque Nacional de Palo Verde: Diversidad avifaunística

 

 Región de Tabs

General

Multimedia

Mapas

Colecciones

Especies

Publicaciones

El Parque Nacional de Palo Verde, pertenece al Área de Conservación Arenal Tempisque (ACAT); se ubica en el Pacífico Norte de Costa Rica, provincia de Guanacaste, en el cantón de Bagaces y posee una extensión de 18,418 hectáreas. Lo caracteriza un clima cálido y húmedo, con precipitaciones que oscilan entre 1700 y 2100 mm. La zona de vida a la que pertenece es el Bosque Seco Tropical. En esta área protegida se encuentra gran parte del bosque

seco de Costa Rica, así como importantes extensiones de humedales permanentes como estacionales (ríos, esteros, pantanos o lagunas), cerros calizos, bosques riparios y sabanas.

 

Laguna de Palo Verde GAQ (5)

Este parque nacional fue creado en diciembre de 1990 por decreto N° 20082-MIRENEM y comprende lo que antiguamente se conocía como el Refugio de Vida Silvestre Rafael Lucas Caballero (actual Laguna de Palo Verde) y el Parque Nacional Palo Verde (sitio conocido actualmente como Catalina). Además de tener la categoría de Parque Nacional, ostenta la nominación de Sitio Ramsar, es decir, humedal de importancia internacional. Asimismo, dentro del parque se encuentra la Isla de Pájaros, una de las islas de anidación de aves acuáticas más importantes de América Central; y además el parque, es el hábitat de cuatro especies de aves acuáticas amenazadas de extinción: el galán sin ventura (Jabiru mycteria), la espátula rosada (Platalea ajaja) y los patos arborícolas Dendrocygna bicolor y D. viduata.

 

En cuanto a diversidad general, se encuentran 619 especies de plantas, 309 especies de aves, 75 de mamíferos, 22 de anfibios y 55 de reptiles. Entre las especies vegetales se hallan el árbol de palo verde (Parkinsonia aculeata), árbol que da el nombre al parque nacional, espaveles (Anacardium excelsum), cenízaros (Samanea saman), ceibos (Ceiba pentandra), pochotes (Pachira quinata), ron-ron (Astronium graveolens), guayabón (Terminalia oblonga), javillos (Hura crepitans), cocobolos (Dalbergia retusa), nísperos (Manilkara chicle) y panamá (Sterculia apetala). Entre los mamíferos más comunes se hallan, los monos carablanca (Cebus imitator), congo (Alouatta palliata) y  colorado (Ateles geoffroyi), los venados cola blanca (Odocoileus virginianus), armadillos (Dasypus novemcinctus), puercoespines (Sphiggurus mexicanus) y coyotes (Canis latrans).

 

El parque nacional posee una gran importancia en la conservación de las aves acuáticas. Como se mencionó anteriormente, a la fecha existen registradas 309 especies de aves, las que representan un 34% de la avifauna total de Costa Rica. Estas especies pertenecen a 58 familias, siendo las familias Tyrannidae (mosqueros), Accipitridae (gavilanes, elanios, águilas), Scolopacidae (Playeritos o correlimos acuáticos) y Parulidae (reinitas o cazadoras), las más representadas a nivel de especies. Otros grupos también bien representados son las garzas (Ardeidae), patos (Anatidae) y colibríes (Trochilidae), con 13 especies cada una. Esa diversidad corresponde con la propia de la zona avifaunística donde se encuentra Palo Verde, es decir una avifauna que guarda mucha afinidad con las aves de Norteamérica y norte de América Central, y buena representación de rapaces y aves acuáticas. Acá las especies están bien adaptadas a los bosques secos deciduos (que pierden el follaje en época seca), a vivir en áreas que continuamente están expuestas a fuegos naturales o inducidos, a vivir en sabanas, pantanos y lagunas estacionales.

 

La avifauna es en su mayoría residente (63%), es decir, especies que permanecen todo el año en la zona y completan acá sus ciclos de vida; un porcentaje mucho menor lo constituyen las aves migratorias (32%), especies que anidan en Norte América y migran durante el invierno del Norte a tierras tropicales; un 4% de las especies poseen tanto poblaciones residentes como migratorias y finalmente dos especies (0.65%) son migrantes intratropicales, que se reproducen en el trópico, y luego migran a otras regiones tropicales como Suramérica.

 

En términos de conservación, cinco especies se encuentran amenazadas de extinción: el pato piche careto (Dendrocygna viduata)y piche bicolor (Dendrocygna bicolor), el galán sin ventura (Jabiru mycteria), la espátula rosada (Platalea ajaja) y la lapa roja (Ara macao). Asimismo, 22 especies se encuentran amenazadas o poseen poblaciones reducidas: el pato real(Cairina moschata), el pavón grande(Crax rubra), el puncus (Botaurus pinnatus), el avetoro pantanero (Ixobrychus exilis), el ibis verde(Mesembrinibis cayennensis), el rey de zopilotes(Sarcoramphus papa), el gavilán piquiganchudo(Chondrohierax uncinatus), elgavilán caracolero(Rostrhamus sociabilis), el gavilán ranero(Geranospiza caerulescens), el gavilán negro mayor(Buteogallus urubitinga), el gavilán sabanero(Buteo albicaudatus), el aguilillo penachudo (Spizaetus ornatus), la amazilia manglera (Amazilia boucardi), el halcón de monte collarejo (Micrastur semitorquatus), el halcón cuelliblanco (Falco rufigularis), el halcón peregrino (Falco peregrinus), el perico frentinaranja(Eupsittula canicularis), el catano (Brotogeris jugularis), el loro frentiblanco(Amazona albifrons), la lora nuca amarilla(Amazona auropalliata), el pájaro campana (Procnias tricarunculatus) y el bolsero pechimanchado(Icterus pectoralis). Además del pavón Crax rubra, todos los colibríes presentes en el área, así como la lapa, loros y pericos se encuentran enlistados en los apéndices I, II o III de CITES (Convención internacional que vela por el tráfico o comercialización internacional de especies de flora y fauna, que poseen presión para tal fin). Por otra parte, en el sitio se encuentra una especie de colibrí (Amazilia boucardi) que es endémica para Costa Rica (es decir que no existe en ningún otro país del mundo), no tiene su centro de abundancia en esta área, pero se deja ver con frecuencia en la zona.

 

El Parque Nacional de Palo Verde al igual que muchas áreas protegidas en Costa Rica, se encuentra expuesto a una diversidad de amenazas, tales como la cacería furtiva, incendios forestales, contaminantes químicos producto de los diferentes cultivos que circundan el área, la invasión de la planta tifa (Typha domingensis) a los diferentes humedales, sedimentación del Río Tempisque y alrededores de Isla Pájaros. En los últimos años se han hecho esfuerzos grandes por parte de la Organización de Estudios Tropicales, Parque Nacional de Palo Verde y dichosamente el pueblo costarricense para salvar a Palo Verde de la pérdida del humedal por la invasión de la tifa; sin embargo, este esfuerzo no debe detenerse, más bien cada día debe tecnificarse más y contar con mayor presupuesto nacional para lograr un adecuado control de la planta. Sumado a lo anterior se deben intensificar los diferentes mecanismos para prevenir y atacar otras amenazas como los incendios forestales que en cuestión de días pueden destruir en gran porcentaje la diversidad y belleza de tan importante ecosistema.

 

 

 Región de Tabs

Imágenes

Video

Audio

GALERÍAS DE IMÁGENES DE PALO VERDE

AVES                                                    PAISAJES

OTRA FAUNA

|/js_srv/incluir_playlist.htm?url=/ecosistemas/palo verde/videos/rss.xml&ext=playlist&playlist=1 

|/js_srv/incluir_playlist.htm?url=/ecosistemas/palo verde/audio/rss.xml&ext=playlist&playlist=1 

|/ecosistemas/palo verde/mapas/galeria_mapas.html

 

 

|/ecosistemas/palo%20verde/especimenes_Palo%20Verde.htm 

 

 

 

|/ecosistemas/palo verde/listados de especies/pagina_indice_listados de especies.html

 

|/ecosistemas/palo%20verde/especies_Palo%20Verde.htm

 No disponible

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Museo Nacional de Costa Rica
Portal Nacional de Biodiversidad
© 2013 Todos los derechos reservados
Tel: 506-2233-7164