Valle del Diquís: Diversidad de Plantas, Aves, Mamíferos y Mariposas

 Región de Tabs

General

Multimedia

Mapas

Colecciones

Especies

Publicaciones

El Valle del Diquís o Valle de Térraba-Sierpe, ubicado en la Costa Pacífica del Sur de Costa Rica, es uno de los más importantes de América Central desde el punto de vista biológico y cultural. La palabra Diquís proviene de dos términos de la lengua Brunka: Dii que significa río y Kri que significa grande. "Dii Kri" era el nombre que se le daba al río Grande de Térraba según registros de finales del siglo XIX. La formación del valle la originan el río Grande de Térraba y el río Sierpe, ambos descargan sus caudales en el océano Pacífico.

Delta Diquis, Palmar , mayo 2011. G

Según la división político-administrativa de Costa Rica, el valle está incluido en el cantón de Osa de la provincia de Puntarenas y ocupa parte de los distritos de Palmar, Cortés y Sierpe. El clima es muy húmedo y muy caliente. Durante el año la temperatura oscila entre 20 ºC y 34 ºC, con un promedio de 27 ºC; los meses más calientes son marzo y abril y los que presentan menores temperaturas son octubre y noviembre. La precipitación varía entre 3 420 y 6 840 mm, el mes con menos lluvia es febrero mientras que el más lluvioso es octubre. La humedad relativa varía de un mínimo de 81% en el mes de febrero a 91% en octubre.

 

La mayor área del Valle del Diquís pertenece a las zonas de vida Bosque muy húmedo premontano transición a basal que fue substituido en gran parte a partir de 1940, inicialmente por plantaciones de banano y posteriormente por otros cultivos agrícolas como la palma africana y el arroz, así como por plantaciones forestales de especies introducidas como la teca, la melina y el eucalipto. Actualmente quedan pocos fragmentos del bosque original, mayormente restringidos a las laderas empinadas de las montañas y los alrededores de los cauces de los ríos, pero existen áreas que una vez fueron de uso agrícola y que han quedado abandonadas y en estas por el proceso de regeneración han crecido lo que se conoce como tacotales, en distintos estadios de desarrollo. Existe también una zona importante de Bosque Húmedo Tropical Transición a Perhúmedo hacia la costa, dominada por la presencia de humedales y manglares, que se encuentran dentro del Parque Nacional Humedal Térraba-Sierpe. El Humedal Térraba-Sierpe es un complejo de ambientes entre los que se encuentran canales mareales, playones, manglares y bosques, variedad que también se ve reflejada en la rica y abundante flora y la fauna que allí habita. Gran cantidad de especies vegetales constituyen alimento y hogar de aves, venados, monos, mapaches, felinos, serpientes y muchos otros. Bajo el agua ya sea salobre o salada habitan igualmente distintas especies de reptiles, moluscos, crustáceos y peces.

 

A pesar de la actividad humana que se ha desarrollado en la zona de estudio, la flora y fauna presente en el Valle del Diquís y sus alrededores se caracteriza por ser de una alta diversidad. La presencia de parches de bosque natural (terrestre y húmedo) y bosques secundarios, combinados con la cercanía de importantes zonas protegidas como el Parque Nacional Humedal Térraba-Sierpe, la Reserva Forestal Golfo Dulce, el Parque Nacional Corcovado y el Parque Nacional Isla del Caño, entre otros, permiten la existencia de una biodiversidad significativa no sólo en número sino también en particularidades.

 

Estudios llevados a cabo recientemente por el Museo Nacional registran más de 1 500 especies en el área del Valle del Diquís, las cuales se distribuyen en distintos grupos, a saber: hongos, helechos, plantas, aves, mamíferos y mariposas. El grupo de los hongos está representado por al menos 55 especies, las cuales se distribuyen en 31 géneros, 17 familias, 5 órdenes y 2 divisiones; el grupo más diverso sin lugar a dudas corresponde a los hongos conocidos como orejas de palo (familia Polyporaceae), que se caracterizan por poseer la superficie inferior del cuerpo fructífero generalmente formada por poros. Esta familia está representada en la zona por 14 géneros y 27 especies. Algunos de estos hongos son importantes no sólo por su abundancia sino también porque incluyen especies comestibles y/o con propiedades medicinales. La mayoría de las especies estudiadas (más del 90%) fueron encontradas como saprófitas, es decir, creciendo sobre madera en descomposición. Entre las especies más frecuentemente observadas en la zona se encuentran Cookeina speciosa, Earliella scabrosa, Pycnoporus sanguineus, Rigidoporus microporus y Trametes elegans, todas con amplia distribución en el país.

 

La vegetación está representada por al menos 977 especies entre las que destacan 24 especies endémicas (por ejemplo: Combretum graciliflorum, Pseudima costaricense y Pseuderanthemum cuspidatum). Las familias con mayor cantidad de especies en el valle son Fabaceae (s.l.), Rubiaceae, Poaceae, Euphorbiaceae y Asteraceae que acumulan el 27,5% de las especies; con respecto a los géneros dominan Piper, Psychotria, Ficus, Ipomoea, Cyperus y Heliconia. Existe también un pequeño pero importante grupo de especies acuáticas (s.l.) principalmente en las áreas del Humedal Térraba-Sierpe entre las que destacan por su abundancia los mangles Pelliciera rhizophorae y Rhizophora mangle y el helecho Acrostichum aureum, entre otras. Doce especies poseen sus poblaciones amenazadas principalmente por su uso maderable (Mora oleifera, Myroxylon balsamum) y la pérdida de hábitat (Zamia fairchildiana) y otras 15 especies (principalmente orquídeas) se encuentran incluidas en las listas de CITES que regula su comercio internacional.

 

Entre las especies de plantas comunes de observar a lo largo del valle se encuentran los árboles Anacardium excelsum (espavel), Castilla tunu (palo de hule), Ceiba pentandra (Ceiba), varias especies de Ficus (higuerones), Hura crepitans (javillo), Inga spectabilis (guabo machete), Ochroma pyramidale (balsa), Protium glabrum (canfín), Vochysia ferruginea (botarrama) y Zygia longifolia (sotacaballo). Por su parte, las hierbas comunes están representadas por los pastos Panicum maximum, Pennisetum purpureum (zacate gigante) e Hyparrhenia rufa (jaragua), las platanillas Calathea lutea y Heliconia latispatha, además de Carludovica drudei (estococa), Costus pulverulentus (caña agria), Anthurium pentaphyllum, Ruella pittieri, varias especies del género Piper y entre otras.

 

Debido al desarrollo urbano que existe, en la zona se hallan algunas especies de plantas de uso ornamental que rodean jardines, iglesias, parques públicos, muchas de ellas de origen exótico, entre las que destacan el pandano (Pandanus tectorius), el malinche (Delonix regia), los crotos (Codiaeum variegatum) y el orgullo de la India (Lagerstroemia speciosa). En los sistemas agrícolas sobresalen: Gmelina arborea (melina) y Tectona grandis (teca) que son cultivadas por su uso maderable; Oryza sativa (arroz), Musa acuminata y variedades (banano, plátano, etc.) y Elaeis guianensis (palma de aceite) se cultivan por su uso agrícola. También asociados con el ser humano destacan varias especies nativas como el nance (Byrsonima crassifolia), el chicasquil (Cnidoscolus aconitifolius), la papaya (Carica papaya) y la yuca (Manihot esculenta).

 

Los resultados también incluyen un importante componente ornitológico en el Valle del Diquís, representado por 224 especies (25% de las especies del país), mayormente residentes. Las  tres  familias  más representadas corresponden a la de los mosqueros (Tyrannidae), la de los colibríes (Trochillidae) y las reinitas (Parulidae). En el humedal destacan varios géneros de garzas,  correlimos, martinetes y patos. Una especie de ave en la zona de estudio es endémica para Costa Rica, el colibrí de manglar Amazilia boucardi, mientras que ocho especies, son endémicas regionales (Costa Rica-Panamá). Existen en el valle 19 especies de aves (principalmente del grupo de las loras y pericos) cuyas poblaciones poseen algún grado de amenaza especialmente producto de la deforestación y captura para mascotas. Por otra parte, los mamíferos están representados por 40 especies; los murciélagos, roedores y carnívoros son los grupos con mayor cantidad de especies. De estas, cinco especies están bajo alguna categoría de amenaza (monos y felinos). Es relevante el caso del mono ardilla, Saimiri oerstedii, por ser endémica de Costa Rica y Panamá y por ser considerada una especie en peligro de extinción. Por su parte las mariposas diurnas registradas llegan a 109 especies, agrupadas en seis familias, mientras que las mariposas nocturnas alcanzan las  264 especies y pertenecen a 13 familias. Entre las mariposas diurnas destacan las familias Nymphalidae y Hesperiidae por su mayor cantidad de especies; entre las nocturnas sobresale la familia Sphingidae. Cabe mencionar la presencia de las mariposas "colipato" (Urania fulgens) y "monarca" (Danaus plexippus) que destacan en otras partes del mundo por sus migraciones masivas.

 

La importante diversidad de la vegetación y fauna presentes en el Valle del Diquís aunado al alto grado de alteración y poca protección estatal confirma la importancia de contar con estrategias, políticas y planes de manejo tanto locales como nacionales para su conservación. En este sentido la información que se genere sobre los recursos biológicos de los principales ecosistemas del valle, constituye un apoyo en el desarrollo de distintos sectores como el turístico, educativo y agrícola, de manera que sea acorde con la conservación del patrimonio natural.

 Región de Tabs

Imágenes

Video

Audio

GALERIAS DE IMÁGENES DEL DIQUÍS

AVES

HONGOS

MAMIFEROS

MARIPOSAS

PAISAJES

PLANTAS

REPTILES

|/js_srv/incluir_playlist.htm?url=/ecosistemas/diquis/video/rss.xml&ext=playlist&playlist=1

|/js_srv/incluir_playlist.htm?url=/ecosistemas/diquis/audio/rss.xml&ext=playlist&playlist=1

|/ecosistemas/diquis/Mapas/galeria_mapas.html 

|/ecosistemas/diquis/especimenes_diquis.htm

|/ecosistemas/diquis/listaespecies/pagina_indice_listados de especies.html

 

 

|/ecosistemas/diquis/especies_diquis.htm

 Título

Descripción

Diversidad Biologica del Valle del Diquis  

Libro sobre la diversidad biologica presente en el Valle del Diquis  

 

Museo Nacional de Costa Rica
Portal Nacional de Biodiversidad
© 2013 Todos los derechos reservados
Tel: 506-2233-7164