Riqueza Natural de Cahuita: Ecosistemas y Biodiversidad

 

 Región de Tabs

General

Multimedia

Mapas

Colecciones

Especies

Publicaciones

La localidad de Cahuita, ubicada en el Caribe Sur del país, es un área costera de gran riqueza natural e importantes ecosistemas naturales como arrecifes coralinos, humedales, bosques y playas. Estos ecosistemas y su biodiversidad, se protegen desde 1970, primero como Monumento Nacional y luego como el Parque Nacional Cahuita.

 

El clima de la zona es húmedo y caliente, lluvioso la mayor parte del año, sin época seca bien definida. La precipitación media anual es de 3500 mm y la temperatura media de 27 oC. De acuerdo con el Mapa Ecológico de Costa Rica, basado en el Sistema de Zonas de Vida de Holdridge (Bolaños, Watson & Tosi 1999), la región se encuentra dentro de la Zona de Vida Bosque Húmedo Tropical. La topografía es muy plana, con elevaciones de 0-20 msnm y suelos pantanosos.

Playa Blanca, PN Cahuita SEBR

 

La costa Caribe de Costa Rica está formada principalmente por depósitos aluvionales del Cuaternario, presenta una forma rectilínea que sólo es afectada por tres grandes irregularidades de edad Mioceno: la zona de Limón, Cahuita y la zona de Puerto Viejo-Punta Mona.  Estas irregularidades indican condiciones paleoambientales y actuales propicias para la formación de arrecifes (Cortés & Guzmán 1985a, Guzmán y Cortés 1985b). En el mar, frente a la zona de Cahuita, existe una estructura anticlinal que se interpreta similar a la estructura marina de Moín 1 que se ubica frente a Limón.  Dichas estructuras se formaron en el Eoceno Superior, antes del ascenso de la cordillera de Talamanca ocurrida en el Mioceno Superior (Rivier 1985). En términos muy generales se presentan 3 tipos de suelos: Ultisoles mal drenados, Entisoles arenosos cuyo drenaje está sujeto a inundaciones periódicas e Inceptisoles inundados o con problemas de inundación (Cifuentes y Masterson 1991).

 

En relación a los principales ecosistemas de Cahuita, destaca primeramente el arrecife coralino presente alrededor de Punta Cahuita (de río Perezoso a Puerto Vargas). Este arrecife con una extensión de 600 ha, es el más desarrollado de la costa caribeña costarricense y uno de los más importantes del país (Cortés 1995, Fonseca et al. 2006, Fonseca et al. 2007, Cortés et al. 2010). Entre las especies de coral más llamativas o comunes se encuentran Acropora palmata (cuerno de alce), Diploria clivosa, D. strigosa (coral cerebro), Porites porites, P. astreoides, Montastrea cavernosa, M. faveolata, Millepora complanata, Siderastrea radians, S. siderea (coral estrella) y Agaricia agaricites (coral lechuga), el cual llega a dominar el 80% del sustrato en profundidades mayores (Cortés y Risk 1984, Fonseca et al. 2006, Cortés et al. 2010). En total, en este arrecife se han identificado 34 especies de corales escleractinios zooxantelados (Cortés y Guzmán 1985b), 19 especies de octocorales (Guzmán y Cortés 1985b), 6 espe­cies de corales azooxantelados (Cortés 2009, citado por  Cortés et al. 2010) y 3 especies de hidrocorales (Cortés 1992). Además, se registran 128 especies de algas, 44 especies de crustáceos, 140 especies de moluscos y 123 especies de peces (Palacios 2009).

 

En el sector de la laguna coralina (ubicada entre la línea de costa y la cresta del arrecife), se forma un hábitat muy interesante y valioso, formado por pastos marinos, con una extensión de 20 ha (Nielsen 2006). Los pastos marinos son plantas con flor (monocotiledóneas) similares a los zacates terrestres (plantas con láminas foliares alargadas, sin peciolos diferenciados), que viven totalmente sumergidas y enraizadas en aguas costeras poco profundas y son de gran importancia como fuente de alimento, refugio o sitios de reproducción para muchos invertebrados marinos, peces, tortugas marinas y manatíes. También, constituyen los productores primarios en aguas someras tropicales y forman ecosistemas muy productivos (Fonseca et al. 2007). En Cahuita la especie de pasto dominante es Thalassia testudinum (pasto tortuga), la cual suele crecer entremezclada con los otros pastos marinos presentes en la zona, Syringodium filiforme (pasto manatí) y Halodule wrightii (Cortés et al. 2010). También se encuentra Halophila decipiens (otra planta marina con flor, pero con peciolos diferenciados). Estas cuatro especies de plantas marinas, en el país tienen una distribución restringida al litoral del Caribe Sur (Crow 2003, Hammel 2003, Nielsen 2006, Fonseca et al. 2007). Coexistiendo con estas plantas marinas, en este mismo ecosistema se presentan también varias especies de coral, como Manicina areolata y Porites porites y las algas como Amphiroa, Caulerpa, Dictyota, Halimeda y Laurencia (Fonseca et al. 2007).

 

A nivel terrestre destacan los bosques pantanosos y los ecosistemas litorales como esteros y playas. Los bosques pantanosos más cercanos a la costa en punta Cahuita, están dominados ampliamente por el árbol de sangrillo (Pterocarpus officinalis); justamente de esto se origina el nombre Cahuita, que proviene de las palabras miskitas "Kawe", nombre dado al árbol de sangrillo y "ta" que significa "punta", es decir punta sangrillos. Otros bosques pantanosos de la zona son los llamados yolillales, dominados por la palma yolillo (Raphia taedigera) y los cativales, dominados por el árbol de cativo (Prioria copaifera). Otras especies arbóreas que suelen estar presentes en estos bosques pantanosos son la caobilla (Carapa nicaraguensis), el cerillo (Symphonia globulifera) y el gavilán (Pentaclethra macroloba).

 

En las áreas costeras, creciendo a orilla o cerca de la playa son muy comunes especies arborescentes como el cocotero (Cocos nucifera), el almendro de playa (Terminalia catappa), el papaturro o la uva de playa (Coccoloba uvifera), la majagua (Talipariti tiliaceum), el noni (Morinda citrifolia), la guaba de estero (Inga multijuga), el árbol de dama (Citharexylum caudatum), el icaco (Chrysobalanus icaco), el jobo (Spondias mombin), la guayaba de mono (Posoqueria latifolia), la chirca silvestre (Thevetia ahouai), el cachitor (Tabernaemontana alba), el jícaro de playa (Amphitecna latifolia), Calyptranthes chytraculia, Malouetia guatemalensis y Cassipourea guianensis. También son muy comunes arbustos como el candelillo (Piper littorale) y el madroño (Alibertia edulis); hierbas como la caña agria (Costus woodsonii), el lirio araña (Hymenocallis littoralis), el rabo de gato (Stachytarpheta jamaicensis) y el helecho Nephrolepis brownii, el cual tiende a formar grupos densos y extensos. Los bejucos y plantas rastreras más comunes en estas áreas costeras son el pudreoreja de playa (Ipomoea pes-caprae), los churritastes de playa (Ipomoea imperati, I. mauritiana), Doliocarpus major, Macfadyena uncata, Rhabdadenia biflora, Sphagneticola trilobata y Vigna luteola. En estas áreas también son comunes algunas especies de hongos sobre troncos y ramas en descomposición como Ganoderma australe sensu lato, Ganoderma lucidum sensu lato (Ganodermataceae), Oudemansiella canarii (Physalacriaceae), Schizophyllum commune (Schizophyllaceae), Coriolopsis polyzona, Datronia caperata, Earliella scabrosa, Fomes fasciatus, Hexagonia hydnoides, Polyporus tenuiculus, Pycnoporus sanguineus (Polyporaceae), Rigidoporus microporus (Meripilaceae) y Caripia montagnei (Maramiaceae). En cuanto a la fauna en estas áreas litorales son comunes varias especies de mamíferos como el mono congo (Alouatta palliata), el mono carablanca (Cebus imitator), la ardilla roja (Sciurus granatensis) y el perezoso de dos dedos (Choloepus hoffmanni). Mientras en el suelo son frecuentes las huellas o avistamientos de mapaches (Procyon lotor), pizotes (Nasua narica) y guatuzas (Dasyprocta punctata); además en algunos árboles, a la orilla de lagunas, es posible observar filas en descanso diurno del murciélago narigón (Rhynchonycteris naso). Entre las aves se pueden observar en las playas especies migratorias como el vuelvepiedras rojizo (Arenaria interpres), el playero arenero (Calidris alba), el andarríos maculado (Actitis macularius), el chorlitejo semipalmado (Charadrius semipalmatus), el zarapito trinador (Numenius phaeopus); y especies residentes como el rabihorcado magno (Fregata magnificens), el pelícano pardo (Pelecanus occidentalis), entre otras especies. Llaman la atención otras aves como la golondrina tijereta (Hirundo rustica) y la golondrina ribereña (Riparia riparia), ya que épocas de migración se observan grandes números volando sobre la costa.

 

En los esteros, lagunas o áreas muy pantanosas cercanas a la costa son comunes especies como la majagua (Talipariti tiliaceum), la guanábana o anona silvestre (Annona glabra), el árbol de dama (Citharexylum caudatum), el helecho negra forra (Acrostichum aureum), la calita (Spathiphyllum friedrichsthalii)y algunos mangles como Rhizophora mangle,  Laguncularia racemosa y Conocarpus erectus; además de especies como Montrichardia arborescens, Urospatha grandis, Dalbergia ecastaphyllum, Vigna luteola, y plantas acuáticas flotantes como Ludwigia helminthorrhiza y la choreja o lirio de agua (Eichhornia crassipes). También en estas áreas son comunes especies de aves como el martín pescador enano (Chloroceryle aenea), el pato aguja (Anhinga ahnhinga), el martinete cabecipinto (Nyctanassa violacea), la jacana (Jacana spinosa), la garceta tricolor (Egretta tricolor) y el cormorán (Phalacrocorax brasilianus), entre otras aves acuáticas.

 

En cuanto a la diversidad biológica terrestre de Cahuita, con base en estudios de campo realizados por el Museo Nacional en la región de Baja Talamanca e información recopilada en colecciones biológicas, se tienen los siguientes datos para diferentes grupos biológicos. En el caso de la diversidad florística, en Cahuita se han registrado 551 especies de plantas (incluyendo 32 especies introducidas), distribuidas en 370 géneros, con Ficus (12 spp.), Anthurium (10 spp.), Ipomoea (9 spp.), Piper (9 spp.), Cyperus (7 spp.), Inga (7 spp.), Psychotria (6 spp.) y Thelypteris como los géneros más diversos y 109 familias con Fabaceae (49 spp.), Poaceae (33 spp.), Rubiaceae (27 spp.), Araceae (25 spp.), Orchidaceae (25 spp.), Malvaceae (20 spp.), Cyperaceae (19 spp.) y Moraceae (16 spp.) como las familias más diversas (ver catálogo de especies, Estrada 2014). Un componente siempre importante y de interés son las plantas epífitas (plantas que viven sobre otras plantas), que en el caso de la flora de Cahuita representa alrededor de un 16 % del total de especies registradas. En este caso las especies más comunes son Anthurium bakeri, A. clavigerum, A. fatoense, A. upalaense, Catasetum maculatum, Monstera tuberculata, Nephrolepis biserrata, Peperomia obtusifolia, P. rotundifolia, Philodendron hederaceum, P. radiatum y Vittaria lineata.

 

La diversidad de hongos (macrohongos) registrada hasta el momento en la zona, incluye un total de 54 especies, distribuidas en 2 clases, 8 órdenes, 20 familias y 37 géneros (ver catálogo de especies, Ruiz 2014); además de 35 especies de mohos mucilaginosos (Myxomycetes), que aunque no se consideran hongos verdaderos, son estudiados por los micólogos (Binion et al. 2008). Dentro de los macrohongos, la gran mayoría de las especies (52 spp.) pertenecen a la clase Basidiomycetes, los órdenes más diversos son Polyporales (31 spp.), conocidos comúnmente como orejas de palo y Agaricales (12 spp.), que incluyen a los hongos con forma de sombrilla. Entre los géneros más diversos destacan Trametes (4 spp.), Polyporus (3 spp.), Coriolopsis (2 spp.), Hexagonia (2 spp.) y Trichaptum (2 spp.). La otra clase de hongos, los Ascomycetes, están representados por sólo dos especies, conocidas como copitas  (Cookeina speciosa y C. tricoloma). Por su parte los Myxomycetes están representados por 5 órdenes, 9 familias y 15 géneros, donde Physarum (8 spp.), Didymium (6 spp.), Perichaena (4 spp.) y Arcyria (3 spp.), corresponden a los géneros más diversos.

 

En relación a la fauna, gran parte de los mamíferos medianos y pequeños registrados para el Caribe Sur podrían encontrarse en esta área, para un estimado de 80 especies de mamíferos (ver catálogo de especies, Durán 2014). El grupo más numeroso son los murciélagos, posiblemente con más de 40 especies, dentro de los cuales las más comunes son los murciélagos filostómidos del sotobosque, como el frutero de Jamaica (Artibeus jamaicensis), el artibeo correcto (Artibeus lituratus), el murciélago candelero (Carollia perspicillata), la carolia castaña (Carollia castanea) y el murciélago musaraña (Glossophaga soricina). Dentro de los mamíferos no voladores son fáciles de observar los primates como el mono congo (Alouatta palliata) y el mono carablanca (Cebus imitator) y las dos especies de perezosos, el de dos dedos (Choloepus hoffmanni) y el de tres dedos (Bradypus variegatus). También son fáciles de observar los mapaches (Procyon lotor) y las guatuzas (Dasyprocta punctata) y un poco menos los pizotes (Nasua narica). En cuanto a aves, la diversidad registrada para la zona es de 233 especies, distribuidas en 19 órdenes y 50 familias (ver catálogo de especies, Bolaños 2014). Las familias más diversas son Tyrannidae (mosqueros, 21 spp.), Accipitridae (águilas/elanios/gavilanes, 15 spp.) y Thraupidae (tangaras, 15 spp.). Las mariposas, por su parte, registran una diversidad de 53 especies diurnas, pertenecientes a 47 géneros, 9 subfamilias y 5 familias y 100 especies nocturnas pertenecientes a 80 géneros, 20 subfamilias y 13 familias (ver catálogo de especies, Vega 2014). Las familias más diversas corresponden a Lycaenidae (23 spp.), Nymphalidae (15 spp.) y Hesperiidae (8 spp.) dentro del grupo de mariposas diurnas y Arctidae (39), Geometridae (18) y Limacodidae (15) en el grupo de las nocturnas. Entre las especies registradas en Cahuita, el 68 % están asociadas al hábitat de crecimiento secundario, donde es muy común encontrar especies como Arawacus togarna, Melanis electron, Heliconius erato, Heraclides thoas y Phoebis argante. El 32 % de especies restantes, están asociadas a hábitat de bosque denso, donde las especies más características son Caligo oileus, Morpho menelaus,  Mechanitis polymnia, Lycorea halia y Parides childrenae.

 

En cuanto a las especies de importancia para la conservación, se han registrado en Cahuita 5 especies de plantas endémicas del país, algunas de ellas exclusivas del Caribe Sur (*): Thelypteris oroniensis (Thelypteridaceae)*, Razisea wilburii (Acanthaceae), Weberocereus trichophorus (Cactaceae)* y Vanilla costaricensis (Orchidaceae). También existen otras especies de plantas que aunque son no endémicas nacionales, en el país solo se encuentran en el Caribe Sur, tales como Anthurium fatoense (Araceae), Epidendrum angustisegmentum (Orchidaceae), Halodule wrightii (Cymodoceaceae), Halophila decipiens (Hydrocharitaceae), Pentagonia hirsuta (Rubiaceae), Rhynchospora colorata (Cyperaceae), Syringodium filiforme (Cymodoceaceae), Terminalia buceras (Combretaceae) y Thalassia testudinum (Hydrocharitaceae). En el grupo de los hongos destaca la especie  Polyporus virgatus, una especie muy escasa, cuyo hallazgo en Cahuita representa apenas el segundo registro en el país. Según la literatura existente el único registro conocido anteriormente era el mencionado por Murrill (1915) en su obra titulada "Tropical Polypores" (Carranza et al. 1984).

 

En relación a la fauna destaca la presencia de varias especies de mamíferos amenazados o en peligro de extinción como el perezoso de dos dedos (Choloepus hoffmanni), el mono colorado (Ateles geoffroyi) y la nutria (Lontra longicaudis), un mamífero que habita sobre todo ríos o arroyos poco contaminados.  Otra especie de importancia para la conservación por ser muy perseguido y cazado es el tepezcuintle (Cuniculus paca). En el grupo de las aves se han registrado varias especies amenazadas de acuerdo a la legislación nacional, como la pava crestada (Penelope purpurascens), el avetorillo pantanero (Ixobrychus exilis), el ibis verde (Mesembrinibis cayennensis), el gavilán piquiganchudo (Chondrohierax uncinatus), el gavilán negro mayor (Buteogallus urubitinga), el aguilillo negro (Spizaetus tyrannus), el martin pescador vientrirrufo (Chloroceryle inda), el halcón peregrino (Falco peregrinus), la urraca pechinegra (Cyanocorax affinis), la chorcha (Icterus mesomelas) y especies de psittácidos como el perico azteco (Eupsittula nana), el loro verde (Amazona farinosa) y la lapa verde (Ara ambiguus), estas últimas, incluidas también en la lista roja de la UICN. También se presentan especies endémicas regionales como la cotinga blanca (Carpodectes nitidus), el soterrey gorginegro (Pheugopedius atrogularis), el soterrey pechirrayado (Cantorchilus thoracicus), la tangara cenicienta (Tangara inornata) y la eufonia coroniamarilla (Euphonia luteicapilla). Otra especie muy significativa es la tangara lomiazufrada (Heterospingus rubrifrons), que está amenazada, es endémica regional y se distribuye  a nivel nacional sólo en el Caribe Sur. En cuanto al grupo de las mariposas se ha registrado una subespecie endémica de Costa Rica, Mechanitis lysimnia labotas, y una especie y una subespecie endémicas de Costa Rica y Panamá, Aeria eurimedia y Mechanitis polymnia isthmica, respectivamente. Además de la  especie Theope speciosa que es exclusiva de la vertiente del Caribe.

 

Finalmente, existe un grupo de plantas de gran interés social y cultural, por su utilidad para el ser humano especialmente como medicinales o comestibles, la mayoría de ellas, especies introducidas y cultivadas en la zona (*), entre las que destacan el cacao (Theobroma cacao), el caimito (Chrysophyllum cainito)*, la caña brava (Gynerium sagittatum), la guanabana (Annona muricata)*, la fruta de pan (Artocarpus altilis)*, la guayaba (Psidium guajava), el icaco (Chrysobalanus icaco), el  indio desnudo (Bursera simaruba), el ilán-ilán (Cananga odorata)*, el jackfruit o yaca (Artocarpus heterophyllus)*, el noni (Morinda citrifolia)*, la papaya (Carica papaya), el pejibaye(Bactris gasipaes)*, la rosa de jamaica (Hibiscus sabdariffa)*, el seso vegetal (Blighia sapida)*, el tamarindo (Tamarindus indica)*, la uña de gato (Uncaria tomentosa), la vainilla (Vanilla planifolia) y la zarzaparrilla (Smilax spp). Entre los hongos también se presentan algunas especies de gran interés social y cultural, especialmente por sus usos como medicinal, comestible o industrial o por ser especies  tóxicas. Entre estas especies destacan: Auricularia delicata (comestible), Caripia montagnei (medicinal), Cookeina speciosa y C. tricholoma (comestibles), Coriolopsis polyzona (industrial), Ganoderma lucidum (medicinal), Hexagonia hydnoides (medicinal), Oudemansiella canarii (comestible), Pycnoporus sanguineus (medicinal), Schizophyllum commune (comestible-medicinal) y Chlorophyllum molybdites (tóxica). Dentro del grupo de las mariposas existen 16 especies que tienen demanda a nivel internacional para ser exhibidas en jardines de mariposas, y actualmente son reproducidas en granjas de mariposas en diferentes localidades de la vertiente del Caribe, entre estas especies se pueden citar a Archaeoprepona demophon, Caligo oileus, Heliconius sapho, Parides childrenae y Phoebis argante.

 

Cahuita es una localidad de importantes ecosistemas naturales, biodiversidad y atractivo turístico, no obstante existen diversas amenazas que actualmente atentan contra esta riqueza natural del Caribe Sur costarricense. Serios problemas de deforestación, sedimentación, contaminación, erosión de playas, especies introducidas (ej. pez león, Pterois volitans y P. miles),  sobre explotación y sobre uso de recursos son parte de estas amenazas. Por ello solo a través de acciones y esfuerzos permanentes de manejo, protección, educación, investigación y seguimiento de esta riqueza natural, se podrá asegurar su continuidad y existencia a futuro.

 

Referencias bibliográficas

Binion, D.E., S.L. Stephenson, W.C. Roody, H.H. Jr. Burdsall, L.N. Vasilyeva y O.K. Jr. Miller.  2008. Macrofungi Associated with Oaks of Eastern North America. West Virginia University Press. 467 p.

 

Bolaños, R, V. Watson, J. Tosi. 1999. Mapa Ecológico de Costa Rica (Zonas de Vida).  Centro Científico Tropical. San José, Costa Rica.

 

Bolaños, S. 2014. Avifauna de la región de Baja Talamanca, Limón, Costa Rica. In: Sánchez, J. (ed.). Documentación de recursos biológicos en la región de Baja Talamanca, Limón, Costa Rica. 294 p. (Mimeografiado)

 

Carranza, J. y J.A. Sáenz. 1984. Wood decay fungi of Costa Rica. Mycotaxon 29:151-166.

 

Cifuentes, M. y D. Masterson. 1991. Parque Nacional Cahuita: Plan emergente. Recuperado de: http://www.epidendra.org/parquesnacionales/cahuita/ Parque%20Nacional%20Cahuita%20Plan%20Emergente.pdf

 

Cortés, J. 2009. Stony corals, p. 169-173. Species List: Compact Disc p. 112-118. In I.S. Wehrtmann and J. Cortés (eds.). Marine Biodiversity of Costa Rica, Central America. Monogr. Biol. 86. Springer + Business Media B.V., Berlin, Germany.

 

Cortés, J. 1992. Organismos de los arrecifes coralinos de Costa Rica: V. Descripción y distribución geográfica de hidrocorales (Cnidaria; Hydrozoa: Milleporina & Stylasterina) de la costa Caribe. Brenesia 38: 45-50.

 

Cortés, J. 1995. El Arrecife coralino del Parque Nacional Cahuita: un arrecife con problemas ambientales. Biocenosis 11 (2): 23-24.

 

Cortés, J. y M. J. Risk. 1984. El arrecife coralino del Parque Nacional Cahuita, Costa Rica. Revista de Biología Tropical 32: 109-121.

 

Cortés, J. & H. Guzmán. 1985a. Arrecifes coralinos de la costa Atlántica de Costa Rica. Brenesia 23: 275-292.

 

Cortés, J. y H. Guzmán. 1985b. Organismos de los arrecifes co­ralinos de Costa Rica. III. Des­cripción y distribución geográ­fica de corales escleractinios (Cnidaria: Anthozoa: Scleracti­nia) de la costa Caribe. Brene­sia 24: 63-123.

 

Crow, G. E. 2003. Hydrocharitaceae. In: Hammel, B. E.; M. H. Grayum, C. Herrera & N.Zamora (eds.). Manual de Plantas de Costa Rica, Vol II. Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 92: 593-599.

Durán, F. 2014. Categorización de mamíferos en la región de Baja Talamanca y estribaciones de la Fila Matama, Limón, Costa Rica. In: Sánchez, J. (ed.). Documentación de recursos biológicos en la región de Baja Talamanca, Limón, Costa Rica. 294 p. (Mimeografiado)

 

Estrada, A. 2014. Diversidad de plantas vasculares en la región de Baja Talamanca, Limón, Costa Rica. In: Sánchez, J. (ed.). Documentación de recursos biológicos en la región de Baja Talamanca, Limón, Costa Rica. 294 p. (Mimeografiado)

 

Fonseca, A.C., V. Nielsen M. y J. Cortés. 2007. Monitoreo de pastos marinos en Perezoso, Cahuita, Costa Rica (sitio CARICOMP). Rev, Biol. Trop. 55: 55-66.

 

Fonseca, A.C., E. Salas, y J. Cortés. 2006. Monitoreo del arrecife coralino Meager Shoal, Parque Nacional Cahuita, Costa Rica. Rev. Biol. Trop. Vol. 54 (3): 755-763.

 

Guzmán, H. y J. Cortés. 1985. Organismos de los arrecifes cora­linos de Costa Rica. IV. Descrip­ción y distribución geográfica de octocoralios (Cnidaria: Antho­zoa) de la costa Caribe. Brenesia, 24, 125-173.

 

Hammel, B. 2003. Cymodoceae. In: Hammel, B. E.; M. H. Grayum, C. Herrera & N.Zamora (eds.). Manual de Plantas de Costa Rica, Vol II. Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 92: 456-457.

 

Nielsen M., V. 2006. Capítulo IV: Pastos Marinos. In: Nielsen M., V. y M. A Quesada A. (eds.). Ambientes Marino Costeros de Costa Rica. Informe técnico. Recuperado de: http://www.mespinozamen.com/uploads/4/5/7/6/4576162/infome_tecnico_ambientes_marinos_cr-czee_2006.pdf

 

Palacios M., G. E. 2009. Senderos submarinos del Parque Nacional Cahuita: Descripción Biológica.  Rev. Mar. y Cost. 1: 231-244.

 

Rivier, F. 1985. Sección geológica del Pacífico al Atlántico a través de Costa Rica.  Rev. Geol. Amer. Central. 2: 23-32.

Vega, G. 2014. Diversidad de mariposas diurnas y nocturnas en la región de Baja Talamanca, Limón, Costa Rica. In: Sánchez, J. (ed.). Documentación de recursos biológicos en la región de Baja Talamanca, Limón, Costa Rica. 294 p. (Mimeografiado)

 

 

 Región de Tabs

Imagenes

Videos

Audios

GALERÍAS DE IMÁGENES CAHUITA

AVES

HONGOS

MAMIFEROS

MARIPOSAS

PAISAJES

PLANTAS

No hay videos disponibles

No hay audios disponibles

 

|/ecosistemas/cahuita/mapas/galeria_mapas.html 

|/ecosistemas/cahuita/especimenes_cahuita.htm 

  |/ecosistemas/cahuita/Listados de especies/pagina_indice_listados de especies.html 

 

 

|/ecosistemas/cahuita/especies_Cahuita.htm

 Título

Descripción

Informe-Limon Ciudad Puerto_Documentación de recursos biológicos 2014 

Informe-Limon Ciudad Puerto_Documentación de recursos biológicos 2014 

Organismos de los arrecifes coralinos de CR III 

Organismos de los arrecifes coralinos de CR III 

Organismos de los arrecifes coralinos de CR IV 

Organismos de los arrecifes coralinos de CR IV 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Museo Nacional de Costa Rica
Portal Nacional de Biodiversidad
© 2013 Todos los derechos reservados
Tel: 506-2233-7164